Último mes del año! Este mes hablaremos del níspero un alimento primaveral que no siempre comemos pero que nos entrega una cantidad importante de vitaminas y minerales que benefician a nuestro cuerpo.

comparte este artículo en redes sociales

f6g

El níspero es la primera fruta de la primavera, tiene un color anaranjado y un sabor dulce pero ácido en el fondo. También es llamada ciruela japonesa y hoy en día, se cultiva en muchos lugares del mundo. Se trata de un alimento muy nutritivo que sin embargo, posee un bajo contenido calórico.

Tiene un sabor refrescante debido su gran contenido de agua, vitaminas y minerales, muy importantes para nuestro cuerpo. Es el fruto comestible de un árbol originario de China, que hace más de mil años fue introducido a Japón y desde entonces lo han utilizado por sus fuertes propiedades medicinales para el aparato digestivo y el sistema respiratorio.

99657613

Cuando el níspero está fresco contiene grandes cantidades de potasio y vitaminas del complejo B y C, como ácido fólico, vitamina B6 y niacina. Esto ayuda a controlar la presión arterial y prevenir infartos. El níspero aporta con otras vitaminas y minerales, pero en menor medida, como el magnesio, calcio y taninos.

La pulpa del níspero es una fuente de betacaroteno, principal fuente de vitamina A, una sustancia que tiene propiedades antioxidantes, por lo que contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

fotonoticia_20170327081841_640

También ayuda a mantener nuestro colon saludable ya que es rico en una fibra soluble llamada, pectina, que ayuda a mantener la humedad del colon y funciona como laxante natural. Además, esta fibra reduce los niveles de colesterol en la sangre y controla los niveles de azúcar en sangre.

Es muy recomendable consumirlo en el caso de padecer enfermedades renales, ya que esta fruta va desintoxicando el organismo, ayudándolo a eliminar toxinas y regular la actividad intestinal.

Cuando está en temporada, no olvides agregar el níspero a tu dieta habitual. Es mucho mejor comerlos frescos ya que así, se asimilan mejor las propiedades.