RECETA: Chips de Kale

kale7

 

Este mes en el blog estamos celebrando al kale, una de las hojas verdes más nutritivas que existen. Si quieres saber de sus beneficios y usos, puedes revisar este post.

La receta de esta semana puede que te sorprenda. Los chips de kale son muy fáciles y rápidos de preparar y son deliciosos.

Cuando cambias tu forma de alimentación por una más sana y más natural, lo normal es echar de menos todos esos alimentos crujientes y cargados de sabor (nachos, papas fritas) que comías con más frecuencia. Déjame contarte que estos chips cumplen ese rol y creo, podrían conquistar hasta los más pequeños.

 

kale4

 

 

Imprimir receta
RECETA: Chips de Kale
Chips de hojas de kale sabrosos y crujientes, para disfrutar como colación o en cualquier celebración.
Cocina Saludable
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 8 a 15 minutos
Tiempo de reposo 10 minutos
Raciones
porciones
Ingredientes
Cocina Saludable
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 8 a 15 minutos
Tiempo de reposo 10 minutos
Raciones
porciones
Ingredientes
Instrucciones
  1. Lava las hojas de kale, sécalas con una toalla de papel y luego retira los tallos con la ayuda de un cuchillo o con tus manos.
  2. Corta las hoja en trozos grandes o del tamaño que prefieras para los chips.
  3. Con los demás ingredientes haz una salsa, mezclándolos con un tenedor o procesándolos. Debe quedar una salsa homogénea y espesa para que se adhiera bien a las hojas.
  4. Reparte la salsa por las hojas y luego disponlas encima de la bandeja del horno, bien apartadas unas de otras, de esta forma quedarán más crujientes.
  5. Precalienta el horno a 150°C (si tienes deshidratador, ponlo a 45°C y deshidrata por 12 horas). Hornea por 7 minutos, revisa si es necesario girar la bandeja o dar vuelta las hojas y hornea por 5-7 minutos más. Ten cuidado de no olvidar revisar atentamente el horneado, ya que es posible que se doren o quemen muy rápido.
  6. Espera a que se enfríen completamente antes comerlas. Guardalas tapadas a temperatura ambiente por máximo 3 días.
Notas de la receta

Para preparar estos chips puedes usar el horno o un deshidratador. Los tiempos y temperaturas cambian en cada caso.  La diferencia en ambos procesos es que al deshidratar a menos de 45°C, las enzimas se mantienen vivas y las vitaminas hidrosolubles (complejo B y C) intactactas. De igual forma, al hornear el kale, como no se somete al calor en agua, la cantidad de vitaminas que se pierde no es importante.

Comparte esta receta

 

 

Espero que esta receta cumpla con tus expectativas, úsala en tus celebraciones, para ver películas o simplemente para disfrutar de un snack salado, que muchas veces se antoja. Te prometo que su crujencia no falla.

Si lo preparas no dudes en etiquetarme en Facebook o Instagram para ver qué tal el resultado. Coloca aquí cualquiera de tus dudas o comentarios.

¡Un abrazo!

Daniela.

RECETA: Tarta de cebolla a la chilena sin gluten

Tarta de cebollas 3Para la receta de esta semana obtuve la inspiración de dos grandes blogueras chilenas, cuyos blogs adoro y se los recomiendo. Ellas son Pilar Hernández del blog En Mi Cocina Hoy y Gabriela Medina de Volver a las Raíces. Si pinchan en sus links pueden conocer el maravilloso contenido que tienen y sus deliciosas recetas.

Del primer blog conocí a los pequenes, un plato chileno típico, al menos desconocido para mí, hasta hace algunos días. Los pequenes son empanaditas cuyo único relleno es: cebolla.

La verdad es que la idea de rellenar empanadas solo con cebollas me pareció al inicio bastante simple, pero luego pensé: “en lo simple siempre está la magia” y por algo existen estos pequenes ¿no?

Luego, me acordé que en el blog de Gabriela había visto esta tarta rústica o Galette, que es una receta típica de Francia. Pero nuevamente, la idea de lo simple de no tener que formar cada empanada me pareció bastante interesante, sobre todo para estas Fiestas Patrias que se acercan, para presentar algo distinto, pero con sabor chileno.

Bien, la receta de hoy es una tarta rústica de cebolla, con sabor muy patriota, todo gracias a los condimentos que lleva: comino, ají de color, pimienta y orégano, son claves para crear un sabor chileno en cualquier pino o sofrito que hagas.

Así es que, te entusiasmo a probarla, sobre todo por la masa, que es libre de gluten y no tiene nada que envidiar en el sabor de una masa hecha con harina de trigo. Otro beneficio que tiene esta masa es que es rica en fibra y es bastante elástica en comparación a las masas sin gluten comunes. Con el tiempo tampoco se endurece, por lo que la puedes usar para hacer no solo empanadas, si no que tartas, pizzas, galletas y lo que te imagines.

Aquí están los ingredientes y el paso a paso. Recuerda que si la haces, no olvides sacarle una foto y etiquetarme en Facebook e Instagram.
Tarta de cebollas 2

Imprimir receta
RECETA: Tarta de cebolla a la chilena sin gluten
Tiempo de preparación 40 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Raciones
porciones
Tiempo de preparación 40 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Raciones
porciones
Instrucciones
Para la masa
  1. Diluye la miel en agua tibia y disuelve en esta mezcla la levadura.
  2. Mientras la levadura se activa, aparte, en un bowl grande mezcla las harinas con la sal y la goma xantana o fibra.
  3. Agrega y mezcla con la levadura el huevo y el aceite de oliva. Incorpora esta mezcla a las harinas y revuelve hasta obtener una masa en trozos. Usa tus manos para amasar hasta unir todo y obtener una masa suave y algo elástica. Deja reposar por al menos 1 hora, para permitir que esta leude un poco a temperatura ambiente, tapada con un paño.
  4. Una vez lista la masa, comienza a trabajar con ella en una superficie plana, limpia y espolvoreada con harina. Puedes aplanar con un uslero, pero para que quede de un estilo más rústico, es mejor usar las manos. Dale una forma circular y no más plana que 3-5 milímetros de espesor.
  5. Coloca un papel mantequilla encima de la placa del horno y sobre ella pon la masa. No importa que los bordes se salgan de la placa, luego los tendrás que doblar. Deja reposar tapada con un paño para que no se seque, mientras preparas el relleno.
Para el relleno de cebollas
  1. Pela y pica la cebolla en juliana y muele el diente de ajo.
  2. Pon a saltear a fuego medio la cebolla y el ajo en mantequilla, aceite de coco o aceite de oliva. Agrega los condimentos y saltea hasta dorar. Para finalizar la caramelización de la cebolla, puedes colocar un poco de miel al final. Revuelve un poco para que tome un color levemente más oscuro y retira del fuego cuando se haya evaporado casi todo el líquido.
  3. Precalienta el horno a 180°C. Mientras tanto, rellena la masa con la cebolla, colocándola en el centro y distribuyendo hacia los bordes. Deja unos 3 centímetros de borde para poder doblar la masa sobre parte de la cebolla, como aparece en las fotos. Si en algunas partes la masa se perfora, simplemente pasa tu dedo humedecido con agua para sellarla.
  4. Hornea por 15 minutos a 180°C. Disfruta caliente o fría.
Comparte esta receta